deglucion

Deglución, Definición y Tipos

Deglución, es el proceso de conducir los alimentos convertidos en “bolo alimenticio” a través del tracto digestivo desde la boca, faringe y esófago para luego culminar su recorrido hasta el estómago.

Iniciándose la deglución cuando los alimentos son masticados por los dientes, humedecidos por la saliva para luego convertirse en bolo alimenticio de consistencia pastosa para ser empujados hacia la faringe con ayuda de la lengua.

Fases de la Deglución

Fase Oral de la Deglución

Es el inicio del proceso de la deglución, y consiste en la formación del bolo alimenticio a través de la masticación de los alimentos a través de movimientos voluntarios de la mandíbula.

Desde la formación del bolo alimenticio en la etapa preparatoria hasta la etapa de propulsión que consiste en empujar el bolo alimenticio hacia la faringe a través de movimientos ondulatorios y peristálticos de la mandíbula.

Fase Faríngea de la Deglución

Inicia desde la recepción del bolo alimenticio en la faringe en donde las cuerdas vocales se contraen para cerrar la glotis con el objetivo de que la epíglotis obstaculice la laringe para evitar que los alimentos ingresen al sistema respiratorio.

A diferencia de la fase oral este proceso es involuntario a través de impulsos nerviosos del nervio vago que activa los músculos de la faringe a cargo de las motoneuronas craneales.

Fase Esofágica de la Deglución

Se inicia con la llegada del bolo alimenticio desde la faringe a través de una onda de contracción, también llamada “peristaltismo primario” a cargo del sistema nervioso entérico.

En donde según sea la densidad de los alimentos podrá variar la velocidad con la que son transportados a través de esta vía, en el caso de los líquidos será de 3 segundos aproximadamente y en el caso de los sólidos podrá tardar unos 8 segundos.

Otro factor que influye en este proceso es el tipo de alimento que se ingiere en donde si está cargado de proteínas la presión se acentúa a diferencia que cuando son grasas.

Trastornos de la Deglución

En este apartado aparece la Disfagia, un síntoma que ocasiona diversos trastornos en el proceso de la deglución de diferentes tipos según cómo y dónde se origine el problema.

Por ejemplo según la fase en dónde se origina la disfagia podría ser del tipo Orofaríngea o Esofágica, según la densidad del tipo de alimentos de lo origina puedes ser a Sólidos o Líquidos, y si está relacionado con el sistema nervioso podría ser Paradójica, Psicológica, Lusoria, Nerviosa o Neurógena.

Los problemas para tragar es una dificultad que es más común de lo que usualmente pensamos e inclusive en algunas ocasiones pueden ser graves.

Se estima que cerca de 9 millones de personas en estados unidos presentan dificultades para tragar, lo cual se debe a un síntoma llamado “Disfagia“. En relación a números esta dolencia se agrava en las personas con mayor edad y son más propensos a complicaciones, teniendo una proyección de vida de sólo 6 meses en aquellos que además sufren de demencia avanzada.

¿Problemas en las vías respiratorias?

Es muy común que las vías respiratorias se vean afectadas debido a que los pacientes de disfagia presentan inconvenientes al momento de conducir los alimentos por el tracto digestivo, llevando las enzimas digestivas junto a millones de bacterias a las vías respiratorias, aspirando elementos que pueden complicar a futuro el esófago, los pulmones y los bronquios.

Esta situación puede ser mortal, ya que lo único que protege a las vías respiratorias de este problema es la epiglotis, un delgado tejido en base a cartílago que con el tiempo y la frecuencia se debilita totalmente.

En ocasiones el problema se da sólo con un tipo de consistencia de los alimentos, en el caso de no poder deglutir los alimentos líquidos, un tratamiento para ello es agregar sustancias espesantes a los líquidos, pero esto puede conllevar a una deshidratación del paciente e infecciones urinarias.

Cuando se presentan los problemas para tragar ese fundamental la rápida detección mediante un diagnóstico realizado por especialistas como logopedas, neurólogos, nutricionistas para poder determinar el tipo de los problemas para tragar o también llamada disfagia.

Síntomas de los problemas para tragar

Existe varios indicadores para tener en cuenta de poder deducir si es un problema sencillo o pasa a ser grave y denominarla como disfagia:

  • Perdida de peso constante.
  • Atragantamiento.
  • Retención de los alimentos en las faringe o esófago.
  • Infecciones respiratorias.
  • Tos.
  • Cambios en la voz.
  • Problemas para hablar.
disfagia

Disfagia ¿Qué es? Causas y Tratamiento

que-es-la-disfagiaDisfagia, es el término técnico que se utiliza para describir la dificultad para iniciar la deglución (problemas para tragar) debido a dolencias de la faringe, el esófago o el sistema nervioso.

Procedente del griego (dys) y (fagia) significa respectivamente “dificultad para comer”, presentados mayormente por problemas en el esófago qué es el tubo muscular encargado de llevar los alimentos desde la faringe hasta la boca del estómago.

Si bien la disfagia no es una enfermedad, es un síntoma que adquiere una importancia clínica porque puede generar repercusiones graves para la salud del paciente al no poder alimentarse de manera regular y adecuada.

Causas de la Disfagia

  • Comer demasiado rápido.
  • Comer bocados demasiado grandes.
  • Lesiones del sistema nervioso.
  • Espasmos esofágicos, contracciones musculares dolorosas que afectan al esófago.
  • Esclerosis múltiple, daño al sistema nervioso.
  • Enfermedad de Parkinson, trastorno del movimiento por insuficiencia de dopamina.
  • Alcoholismo, enfermedad ocasionada por el consumo abusivo de bebidas alcohólicas.
  • Acalasia, incapacidad de relajar el músculo esofágico para llevar el alimento al estómago.
  • Esclerodermia, endurecimiento del tejido conectivo de la piel y organos internos.
  • Tumores esofágicos, lesiones benignas o malignas en el esófago.
  • Divertículo del esófago, bolsa de mucosa que genera presión de los alimentos en su interior.
  • La edad avanzada.

Síntomas de la Disfagia

  • Mal aliento
  • Pérdida de peso
  • Atragantamiento
  • Molestias o dolor al tragar
  • Babeo
  • Carraspeo frecuente
  • Acidez estomacal frecuente
  • Deshidratación
  • Acidez estomacal
  • Deglución fraccionada, necesidad de tragar en varios intentosVoz húmeda
  • Aumento de la salivación
  • Sensación de asfixia
  • Tos

Diagnóstico de la Disfagia

El diagnóstico debe definir la dificultad en iniciar la deglución radicará en la diferenciación de su estado, una patología neurológica o un un trastorno directo en el esófago.

Para ello la Esofagogastroduodenoscopía, también llamada endoscopía gastrointestinal alta será el examen médico qué mostrará el estado del esófago, el estómago y el duodeno.
Procedimiento médico realizado por un gastroenterólogo en algunos casos tomar una pequeña muestra de tejido (biopsia) para descartar un posible cáncer.

En otros casos es posible que se realice la llamada “ingestión de bario”, qué consiste en beber un líquido con una pequeña cantidad de bario, que posteriormente permitirá al médico realizar un seguimiento de cómo se desplaza por el cuerpo a través de una máquina radiográfica mostrando el proceso de deglución y evaluando si existe alguna obstrucción en las vías, y así poder identificar el tipo de disfagia.

Tratamiento para la Disfagia

La disfagia al ser un síntoma no tiene una cura específica sin embargo encontramos tratamientos que intentan mejorar o evitar el proceso de deglución, dependiendo en la etapa en la que este síntoma se encuentre. pre-oral, oral coral,faríngea yesofágica faringitis esofágica.

Estos tratamientos radican en mejorar la conducta alimentaria como:

  • Ingerir los alimentos en pequeñas porciones.
  • No ingerir alimentos demasiado duros o secos.
  • Acompañar los alimentos con abundante agua.
  • No ingerir alimentos que contengan picante.
  • Evitar el alcohol o alimentos que lo contengan.
  • Eliminar de la dieta el tabaco y la cafeína, esto puede empeorar la acidez estomacal.
  • Dilatar la zona estrecha del esófago mediante esofagomiotomia.
  • Acudir a su médico de cabecera, Ya que él es el más indicado por conocer sus síntomas y los resultados de los exámenes realizados para poder dar un tratamiento específico a seguir.

Tipos de Disfagia

Disfagia por Ansiedad

La ansiedad en la disfagia está muy relacionada con la psicológica, esto debido a que es un trastorno mental el causante de esta molestia física tan aguda.

En muchas ocasiones no se llega a detectar o diagnosticar este tipo de problemas ya que no se encuentra una patología o causante físico para poder aceptar que realmente se trata de una Disfagia.

Hay ocasiones en la que el rechazo a los alimentos no se debe al olor, el color o al sabor, sino que sólo se debe a un problema de sugestión. Este ansiedad genera la percepción de que los alimentos quedan atascados al momento de tragarlos. Que inclusive podrán producir un atragantamiento.

En muchas ocasiones esta dolencia aparece a partir de un momento crítico emocional que ha sufrido el paciente a modo de trauma que genera esta ansiedad al momento de la deglución que con el tiempo se vuelve bastante insoportable.

La ansiedad se manifiesta cuando la garganta no da paso a los alimentos como normalmente ocurre, sino que esta genera una tensión muscular cargando y contracturando diversas zonas a lo largo del conducto alimenticio, en los músculos alrededor de la faringe y el esófago principalmente, hasta llegar a a la espalda y hombros.

Disfagia Paradójica

Disfagia paradójica, es aquella que presenta dificultad para iniciar el proceso de deglución, (dificultad para tragar) de manera suave o casi imperceptible para los alimentos sólidos pero con mucha mayor intensidad al momento de ingerir los alimentos líquidos.

Usualmente es más complicada la deglución de alimentos sólidos que la de alimentos líquidos, y justo ahí es donde radica su nombre, en la paradoja (contraria a la lógica) en dónde el tipo de alimentos que genera mayor dificultad son los líquidos.

Inclusive en algunas ocasiones les resulta mucho más fácil tragar los alimentos enteros o en trozos grandes que alimentos reducidos en los pacientes con Disfagia Paradójica.

Disfagia Esofágica

Disfagia esofágica, tal como su nombre lo indica es la complicación para iniciar la deglución (tragar) pero en este caso el inconveniente se presente en el esófago, mayormente en la parte media hasta la inferior.

Causas de la Disfagia Esofágica

  • Según investigaciones, muchos casos de disfagia esofágica son producidas por afecciones musculares de niñez como la distrofia muscular o parálisis cerebral.
  • En adultos puede originarse por tener tumores en la zona del esófago, obstaculizando el libre tránsito de los alimentos.
  • En el caso de los ancianos, al envejecer el ser humano los tejidos musculares pierden movilidad y se tornan débiles, desencadenando que los conjuntos de músculos ubicados en el conducto del esófago obstaculicen la conducción de los alimentos.

Tipos de Disfagia Esofágica

Disfagia orgánica u obstructiva, es cuando se presenta la estenosis (estrechez en alguna zona del esófago) en donde inicialmente se presentan dificultades en la ingestión de alimento sólidos y posteriormente en casos más severos el esófago se estrecha mucho más que también dificulta la ingestión de alimentos líquidos.

Esta disfagia puede ser benigna como la estenosis péptica o inflamatoria, así como también puede ser maligna mayormente producida por tumores en el esófago, estómago o pulmones siendo cáncer en proceso de infiltración contigua.

Disfagia funcional o motora, se debe a la alteración de los mecanismos de la deglución con los alimentos sólidos y de una manera mas intensa con los líquidos cuando la afección ya se encuentra en una etapa más severa.

Usualmente los síntomas que lo acompañan no aparecen hasta que la disfagia funcional o motora ya es de gravedad, como la presencia del dolor torácico, angina coronaria, problemas respiratorios e inclusive problemas cardiacos.

Disfagia Neurógena

Disfagia neurógena o también llamada neurológica se llama al trastorno de la deglución debido a lesiones presentadas en el sistema nervioso como accidentes cerebrovasculares, enfermedades neuromusculares y traumatismos craneoencefálicos.

La dificultad puede darse de manera suave o severa en todo el proceso de ingesta de los alimentos, desde la masticación, la conducción del bolo alimenticio y su recepción en la boca del estómago.
Sin embargo en ambos casos se requiere ser tratada inmediatamente por un médico.

Este síntoma se debe a lesiones de la corteza cerebral, tractos subcorticales, tronco cerebral, nervios craneales, unión neuromuscular que ocasionan trastornos y afectan la musculatura estriada de la cavidad oral.


Disfagia en Niños

La Disfagia en niños es un síntoma que dificulta la deglución, es decir la labor de tragar alimentos sólidos y/o líquidos. Puede ser originada por varias causas y existen diferentes tipos de Disfagia, cuando afectan a los niños debemos tener más consideraciones a tener en cuenta ya que ellos están en proceso de desarrollo y esto puede influir en su crecimiento.

La disfagia es un síntoma que ocasiona un cambio radical en la alimentación del paciente, siendo Este cambio mucho más pronunciado cuando afecta a niños, por ello es importante realizar varias intervenciones para facilitar el proceso de deglución y aligerar el estrés y fatiga que pueda ocasionar en los niños, entre ellas tenemos:

  • La preparación del medio ambiente en la cual el niño se alimenta.
    Proveer de los materiales adecuados para que el niño pueda comer con toda la facilidad del caso.
  • Evitar distracciones cercanas al niño en el momento de su alimentación para que pueda enfocarse por completo al proceso de deglución.
  • A diferencia de un paciente adulto con un niño que tiene Disfagia, el tratamiento para la disfagia infantil en distinta, ya que puede involucrar el desarrollo de:
  • El maxilofacial y las funciones orofaciales, que podemos identificar por los reflejos que pueda tener nuestro niño.
  • Tener en cuenta que si es un bebé el que tiene este síntoma, puede desarrollar problemas en el lenguaje ya que sus funciones básicas de succión, deglución y masticación no se articulan de la manera correcta.

Estados de Gravedad

Es importante conocer el estado en el que se encuentra este síntoma para poder tomar las medidas y tratamientos adecuados, una mala reacción puede ser contraproducente.

  • Grado 1. Cuando el paciente es incapaz de tragar sólo algunos alimentos sólidos.
  • Grado 2. Cuando el paciente es incapaz de tragar alimentos sólidos, pero aún puede ingerir alimentos semi – líquidos o alimentos blandos.
  • Grado 3. Cuando el paciente sólo puede ingerir alimentos líquidos.
  • Grado 4. Cuando el paciente no puede ingerir ningún tipo de alimento.

Diferencias en Relación con otros Síntomas

Es posible que existan otros síntomas que puedan confundirse con la disfagia, entre ellos tenemos:

  • Fagofobia, miedo o sensación de no poder tragar, no existe ninguna dificultad para ello, normalmente ocurre por trastornos de ansiedad.
  • Globo Faríngeo, sensación de obstrucción o de tener un nudo en la garganta, sin embargo no obstruye El paso del alimento, al igual que el anterior suele asociarse a trastornos de ansiedad.
  • Odinofagia, es la presencia del dolor para tragar, en algunos casos puede o no vincularse con la disfagia según la gravedad de la molestia.

Postura y Entorno para la Alimentación de Pacientes con problemas para tragar

  • Antes de tragar, es recomendable inclinar ligeramente la cabeza en sentido contrario al lado en el que tiene la lesión y respirar.
  • Comer lentamente, con qué espacios prolongados entre una cucharada y otra.
  • Evita las distracciones cómo ruidos fuertes, niños jugando cerca, el televisor o el celular,etc.
  • Antes de iniciar la comida es recomendable adoptar una postura cómoda y relajada.
  • Se recomienda una postura frontal a la comida evitando girar la cabeza y obstruir el conducto de los alimentos.
  • No olvidar cepillarse los dientes después de la comida.